Capítulo 53

Lo que se hereda no se roba